Ingeniero textil, trabajo casi seguro

Deseo hacerles llegar esta nota de Marilina Esquivel para LA NACION, publicada en la edición impresa el 14-11-2010 sobre la salida laboral de la Carrera de Ingeniería Textil con Orientación Diseño de la FRBA-UTN.

¿Existen carreras con salida laboral asegurada? Según Marcelo Olivero, director del Departamento de Ingeniería Textil de la Facultad Regional Buenos Aires de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), la ingeniería textil es una de ellas.

“Hay alrededor de 180 ingenieros textiles en actividad dentro de la especialidad”. Es un número irrisorio si se tiene en cuenta la cantidad de empresas dedicadas al rubro textil e indumentaria en el país”, asegura el académico. Según el experto, el crecimiento de la cadena de valor agroindustrial textil y de indumentaria ha triplicado su nivel de actividad en los últimos ocho años, lo que genera una oportunidad laboral para los que se inclinen por esta carrera.

Los ingenieros textiles están capacitados para analizar la factibilidad de proyectos, realizarlos y para la dirección de fábricas destinadas a la industrialización y el procesamiento de fibras, hilados y tejidos en todas sus ramas. Pueden diseñar, supervisar y dirigir el procesamiento de fibras naturales o artificiales, hilandería, tejeduría, tintorería y confección de prendas.

Además de trabajar en empresas del sector textil, pueden desempeñarse en el sector automotriz -en relación con los tapizados de los vehículos-, agroindustrial, geotextil y pesca, entre otros.

El interés de los jóvenes por la carrera va en aumento, pero aún es insuficiente para satisfacer la demanda del sector.

Mientras que en la década del 90 y principios de 2000 sólo se inscribían 10 estudiantes por año y egresaban uno o dos, hoy la cantidad de ingresos aumentó a 25 y el número de egresos trepó a cinco por año.

Para promover la formación de ingenieros textiles, hace seis años la Fundación ProTejer firmó un convenio de cooperación y de asistencia técnica con el Ministerio de Educación de la Nación y con la UTN.

El acuerdo incrementó la relación entre lo académico y el mundo laboral mediante financiamiento, pasantías y difusión de la carrera.

Sin embargo, según Pedro Bergaglio, presidente de la Fundación ProTejer, “es necesario tener más inscriptos en la carrera”.

Una investigación hecha por la UTN y la fundación indica que la demanda de estudiantes y sus ventajosas condiciones salariales de contratación están en función del grado de avance en la carrera del alumno y de las características del puesto requerido.

Según Olivero, varios alumnos reciben muchas propuestas laborales antes de egresar y el salario de los profesionales recién recibidos oscila entre $ 3000 y 6000 según su posición.

Hasta el 30 de este mes estará abierta la inscripción para la cursada 2011.

Link de la nota en La Nación: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1324742

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: